Diagnóstico de Parkinson

La enfermedad de Parkinson puede diagnosticarse fácilmente o resultar muy difícil de diagnosticar, depende de los casos y sus características. Generalmente, el diagnóstico se complica cuando se encuentra en las etapas iniciales.

En las últimas décadas, se han desarrollado diversos biomarcadores para el estudio de los pacientes con Parkinson. Un grupo de estos biomarcadores son las neuroimágenes, como la resonancia magnética cerebral y las imágenes moleculares, en particular, la tomografía por emisión de positrones (PET) y la tomografía por emisión de fotón único (SPECT). Estas técnicas, se han empleado en el diagnóstico temprano de la EP, así como para mejorar el diagnóstico diferencial entre EP y otros parkinsonismos y para monitorizar la progresión de la enfermedad. Recientemente, los nuevos criterios para el diagnóstico del Parkinson reconocen al PET y SPECT como herramientas valiosas en el diagnóstico de esta enfermedad.

MÁS INFORMACIÓN

Acerca del Parkinson

Los síntomas de la enfermedad de Parkinson se manifiestan una vez se produce una importante pérdida de las neuronas encargadas de controlar y coordinar los movimientos y el tono muscular (y también la perdida de dopamina que es el neurotransmisor encargado de transmitir las ordenes de movimiento en el sistema nervioso). Esta pérdida neuronal se localiza en la zona de unión entre el cerebro y la médula espinal, el tronco del encéfalo, particularmente en aquellas neuronas que se hallan en un núcleo llamado sustancia negra y más concretamente, en una porción de este núcleo que se denomina la parte compacta. La sustancia negra recibe este nombre debido a que algunas neuronas de este núcleo se encargan de producir un pigmento que se llama melanina y que le confiere una coloración oscura.

Existen tratamientos, terapias y apoyo disponibles para ayudar a controlar la enfermedad.

Técnicas de Diagnóstico

Resonancia Magnética Nuclear (RMN)

La resonancia magnética nuclear (RMN) es una prueba que utiliza un aparato con un potente imán para generar imágenes del interior de su cuerpo, mientras una computadora registra los cambios en el campo magnético. A continuación, usa los cambios registrados para crear una serie de imágenes detalladas. La computadora también puede crear una imagen tridimensional. A diferencia de otros métodos de diagnóstico, la RMN no emplea radiación.

Tomografía por Emisión de Positrones (PET)

La PET emplea pequeñas cantidades de materiales radioactivos denominados radiosondas o radiofármacos, combinadas con una cámara especial y una computadora para evaluar las funciones de tejidos y órganos. Mediante la identificación de cambios a nivel celular, la PET puede detectar las manifestaciones tempranas de enfermedades antes que otros exámenes por imágenes.

Tomografía Axial Computerizada (TAC)

Procedimiento para el que se usa una computadora conectada a una máquina de rayos X a fin de crear una serie de imágenes detalladas del interior del cuerpo. Las imágenes se toman desde diferentes ángulos y se usan para crear vistas tridimensionales (3D). Una tomografía axial computarizada se usa para diagnosticar una enfermedad, planificar un tratamiento o determinar si el tratamiento es eficaz.

Tratamientos y Terapias para el Parkinson

Los tres tratamientos principales para ayudarle a controlar el Parkinson son la medicación, el ejercicio y las terapias

El Parkinson de cada persona es único. Por ello, las combinaciones de medicación, ejercicio y terapias se adaptan a cada persona. Hable con su neurólogo, su médico de cabeza o su enfermera especializada en Parkinson para comprobar qué funciona mejor para usted.

callToAction-tratamiento

Inscríbete en nuestra Newsletter

y mantente informado de todas las novedades

Santander Fundación

©  Asociación Parkinson León. Todos los derechos reservados.
ADA-CHF, Calle Campos Góticos S/N, 24005, León (España)
Tel.: +34 636 42 46 46
Mail: info@parkinsonleon.org

RGPD

Sello Cumplimiento RGPD garantizado por RS Servicios Jurídicos